domingo, 12 de abril de 2009

Ignaz Paul Vitalis Troxler ( 1780 - 1866 )



Fragmentos



A fuerza de sentir y de pensar,de querer y de obrar,puedo llegar dentro de mi hasta una profundidad infinita,donde me encuentro en todas partes frente a mi mismo.

*****************
El pensamiento humano no corresponde al ser de los objetos,sino a su devenir en la naturaleza;el sistema y el proceso de nuestro pensamiento no es sólo una copia o un reflejo del mundo exterior tal como es,inanimado,en el término de su devenir;puesto que corresponde a la esencia y a la vida del mundo exterior,es un devenir en sí y fuera de sí mismo.De tal manera que todas las formas y todos los movimientos que están dentro del devenir de las cosas dejan caer sus velos en el conocimiento humano,y,de modo inverso,todo lo que se revela en éste se realiza en el mundo.
Por consiguiente al admirada frase de Heller,ningún espíritu creado puede penetrar en el corazón de la naturaleza,pierde toda significación.Pues la vida interior de la naturaleza no es un objeto exterior para el espíritu creador...La naturaleza es un objeto exterior impenetrable sólo para quien no ha llegado a sí mismo, o para quien no ha reconocido en sí mismo al espíritu creador.

*********************

No cabe duda de que hay otro mundo,pero ese otro mundo está en éste,y para llegar a su plena perfección es preciso reconocerlo bien y hacer profesión de ello.El hombre debe buscar su estado venidero en el presente,y el cielo no sobre la tierra,sino en sí mismo.
La naturaleza de las cosas y su unidad primera no pude captarse sino en el último escondrijo del alma humana.
El interior de la naturaleza exterior está íntimamente relacionado con el interior de nuestra propia naturaleza;porque en nosotros y fuera de nosotros la naturaleza forma una unidad con lo Divino,raíz y fuente de la fuerza creadora que en nosotros hace aflorar a la consciencia los pensamientos,y que fuera de nosotros hace surgir las cosas a la vida.De ahí este hecho maravilloso:mientras más nos adentramos en nosotros mismos,apartándonos de las apariencias,más penetramos en la naturaleza de las cosas que están fuera de nosotros.

2 comentarios:

  1. Me gustaría poder leer mas sobre este filosofo. No me imaginaba que tuviera esta profundidad de pensamiento; me conmovió especialmente el tercer fragmento...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar